Blog

Historia

Posted by:

Contaba sólo con 21 años, tres hijos y sus hermanos menores, que habían quedado huérfanos, cuando su esposo murió; poco después de haber creado una empresa que prestaba un servicio que surgió de la necesidad de los viajeros que hacían vuelos tan largos como San Andrés. Fue así como Gilma Ramírez decidió enfrentar las circunstancias que se le presentaban y emprender un camino que aunque duro iba a cambiarle la vida.

Unos meses antes de morir a su esposo Hernán Escobar se le había ocurrido la idea de venderle sánduches  a RAS, la empresa para la que trabajaba y en la que había surgido la necesidad de darle un valor agregado a sus vuelos.

Gilma tomó entonces las riendas de la de la compañía y con la colaboración de su numerosa familia trabajó día y noche para sacar adelante ese sueño que  ahora lleva 42 años y que cada vez crece más.

RAMÍREZ ARANA son los apellidos de Gilma Ramirez y Miriam Arana Hermanas de Crianza, que fue un gran apoyo y quien ayudó a consolidar y a darle rumbo a este largo viaje.

“Siempre ha sido una empresa de nuestra familia y nuestros empleados y colaboradores entran a hacer parte de ella en el momento en que deciden trabajar con nosotros. Nos gusta esforzarnos por hacer cada vez mejor nuestro trabajo, por sentirnos bien y por reflejarlo en el excelente servicio que prestamos a nuestros clientes. Avianca es el principal de ellos, somos los preferidos y tienen nuestros productos en todos sus vuelos, nacionales e internacionales.”

Olga Lucía es una madre cabeza de familia que lleva 13 años en RAMÍREZ ARANA y se siente muy orgullosa de haber sacado adelante a sus hijos con su trabajo; ahora agradece a la empresa y asegura que es el mejor lugar donde ha laborado.

Así como ella, Miriam Arana  y Jhon Jairo García que llevan ya muchos años en la empresa, están felices de pertenecer a esa gran familia que hace que cada día sean mejores personas y crezcan como profesionales.

RAMÍREZ ARANA, es un sueño de todos y por el que trabajamos juntos, buscamos lo mejor para nuestros clientes, nuestros empleados y sus familias que ahora también son las nuestras.